EL VALOR DE LA BASURA Por la Dra.Natalia Langer

0
293

Como cada 17 de mayo, desde el año 2005, se celebra el DIA MUNDIAL DEL RECICLAJE, el cual intenta concientizar a la población sobre la importancia de tratar los residuos como corresponden para proteger el medio ambiente. Recordemos que al hablar de “RECICLAJE” se entiende como el proceso por el cual una materia o producto ya utilizado, en principio destinado al deshecho, se somete a un tratamiento para obtener una materia prima o un nuevo producto.

Este día también es una oportunidad para recordar la estrategia de Reducir, Reutilizar y Reciclar, que busca reorientar el comportamiento de todos los ciudadanos con vistas a mejorar el manejo de los residuos sólidos urbanos.

 


Se podría decir que el reciclado comienza con la separación en origen – parte importante del proceso – y que lamentablemente no muchos lo hacen, la recolección diferenciada (que no todos los municipios lo implementan) o la disposición de contenedores para que las personas pueden dejar allí el material reciclable. Y lo mas importante de todos es que alguien (municipio, cooperativas o empresas) se dedique al reciclado de esos materiales, sino la separación no tiene sentido.
Entre los reciclables inorgánico, se incluye principalmente el papel, cartón, plásticos (tapitas, envases y bidones), vidrios, tetrabrick y metales limpios. En cuanto a lo orgánico (por ejemplo, cascara de huevos, restos de frutas, verduras, yerba, etc.) podemos realizar compost en casa.


Pero la importancia de este día es saber y recordar que, lo que para nosotros en basura, para otros es un recurso y una fuente de trabajo, existen en el país numerosas cooperativas de trabajo, que se formaron con personas que antes recogían los residuos en los basurales, revolviendo la basura, en condiciones insalubres y sin un reconocimientos a su trabajo, hoy pueden tener una ingreso económico, haciendo lo mismo, pero en condiciones más dignas, con elementos de trabajo adecuados y donde ya tienen sus puntos de recolección sin necesidad de ir a esos basurales a cielo abierto donde los riesgos a su salud eran muy altos.

En la actualidad también existe una campaña con los famosos “ladrillos o botellas de amor” que se pueden hacer fácilmente en los hogares y ayudan a reducir el plástico que se encuentra por todos lados y que haciéndolo ayudamos a generan un menor impacto en el ambiente y colaboramos con una causa social.
Es por ello que se debe recordar que no toda la BASURA es BASURA, que podemos colaborar separando los residuos en casa, y ayudamos a personas que sus ingresos dependen de nuestros residuos, aportando ellos un gran beneficio al ambiente.

Dejanos tu comentario