LA VERDAD SOBRE EL PROGRAMA “CAPTUREMOS EL SOL EN VILLA OCAMPO”

0
17

Ante determinados cuestionamientos planteados sobre el Programa “Capturemos el Sol en Villa Ocampo”, que tuvo como objetivo el desarrollo local de capacidades para la producción de calefones solares, la Subsecretaría de Producción y Turismo de la Municipalidad de Villa Ocampo informa cómo se implementó el proyecto para promover e impulsar las energías renovables, a partir de un convenio celebrado en el año 2010 con la entonces Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia.

Como primer paso, se lanzó una amplia convocatoria a todos los talleres metalúrgicos que tuvieran potencial para desarrollar este proyecto y a otras instituciones de la comunidad que pudieran estar interesadas en su implementación; siendo los emprendedores Ramón Mercado y Juan Alberto Saucedo quienes aceptaron el desafío de elaborar un producto local con capacidades propias, para luego ampliar su producción para poder comercializarlo en toda la provincia.

A tal fin, la Secretaria de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia, previa evaluación por parte de profesionales de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Rosario, recomendó realizar una capacitación basándose en el sistema productivo desarrollado por la empresa INNOVAR SRL, de la provincia de San Luis. En dicha visita y capacitación se pudo constatar la vasta experiencia por parte de la empresa seleccionada, que desde el año 1978 están trabajando en esta temática.

Cada emprendedor debió realizar las adecuaciones tecnológicas necesarias para la fabricación en sus respectivos talleres, según se había establecido en la capacitación; apuntando a minimizar la necesidad de tercerizar etapas del proceso a fines de lograr un producto competitivo. Este objetivo fue alcanzado y pronto los fabricantes locales pudieron lograr los primeros prototipos funcionales.

Las sucesivas etapas de prueba-error-corrección y las demoras usuales en la llegada de los fondos fueron dilatando los plazos de producción y entrega, de tal forma que los primeros prototipos se comenzaron a construir en el 2012; y de acuerdo a una disposición provincial, se enviaron dos unidades a Sauce Viejo y una unidad a la escuela de la Isla Guaycurú, los cuales mostraron problemas de funcionamiento (pérdidas de agua). En el caso de la escuela Guaycurú se cambió el calefón por otro prototipo mejorado; y también se enviaron cinco unidades a la Estación Ictícola de San Javier, dependiente del Ministerio de Producción de la Provincia.

A pesar de que se fueron probando diversas alternativas, los inconvenientes técnicos no pudieron subsanarse, ya que el modelo de producto propuesto por la empresa INNOVAR SRL presentaba fallas ante diferentes comportamientos climatológicos; lo que no sucedía en otras regiones del país con menor variación térmica. Este problema se agravó debido a que los emprendedores ya se habían provisto de los insumos problemáticos para todo el proyecto; incluso ya habían empleado muchos de ellos, logrando un stock de producto terminado con fallas técnicas, algunos de los cuales ya habían sido colocados, lo que motivaba recurrentes reclamos.

Sumado a esos problemas técnicos, las compras de insumos que no podían ser utilizados, el tiempo transcurrido (2012 a 2016) y los incrementos de precios por todos conocidos, hizo que el monto inicial no fuera suficiente para el recambio de insumos en los productos terminados y en los que estaban en proceso de producción para poder cumplir con la entrega pautada de calefones solares a todas las instituciones previstas.

Dadas las problemáticas técnicas y los desfasajes de costos por procesos inflacionarios, en el 2016 los fabricantes abandonaron los intentos de construcción bajo este sistema; negándose a seguir instalándolos para evitar reclamos y cuestionamientos al sistema de captura energética a través de calefones solares.

No obstante, el municipio por su cuenta avanzó en la instalación de cuatro unidades en instituciones de nuestra ciudad, comprobando una vez más las dificultades técnicas de su puesta en marcha y funcionamiento; lo que motivó que todo el material remanente quede depositado en la Incubadora de Empresas, y se comience a proveer a las instituciones con las cuales se tiene compromiso, unidades comerciales que se van adquiriendo de acuerdo a la disponibilidad de fondos propios.

Todos los recursos aportados por el Gobierno Provincial para la aplicación de este programa han sido debidamente rendidos ante el Tribunal de Cuentas; no adeudándose ninguna documentación al respecto. No obstante, el proceso no ha dado los frutos esperados, a pesar del esfuerzo puesto por los emprendedores locales, las autoridades municipales y provinciales, y los técnicos involucrados en este innovador proyecto de desarrollo tecnológico local para la fabricación de calefones solares.

Dejanos tu comentario