Mazzoni – Casco: once años de prisión por crímenes de lesa humanidad

0
9

Luego de una espera que duró toda la jornada durante la noche de este martes fueron condenados a once años de prisión el ex funcionario judicial Roberto Mazzoni y el ex penitenciario de U7 César Casco, por apremios ilegales y tormentos agravados. Es la primera vez que se condena a civiles por delitos de lesa humanidad.

Finalmente, el sexto juicio oral por crímenes de lesa humanidad durante el terrorismo de Estado en el Chaco llegó a su conclusión con una histórica sentencia condenatoria para los imputados Roberto Mazzoni y César Casco a once años de prisión luego de una extensa jornada este martes 1 de octubre. Es la primera vez que se condena a civiles por su participación en el genocidio, uno de ellos señalado como partícipe de complicidad judicial.
De este modo, el tribunal que integraron Juan Manuel Iglesias, Selva Angélica Spessot de la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes y Eduardo Ariel Belforte, del Tribunal Oral de Formosa- condenó a Roberto Mazzoni como autor penalmente responsable de los delitos de apremios ilegales en concurso real entre sí en dos hechos y por la omisión de investigar denuncias en dos hechos en concurso real entre sí y en concurso ideal con el delito de violación de los deberes de funcionario público en dos hechos en concurso real entre sí de los resultaron víctimas Mirta Clara y María Gregoria Pérez a la pena de 11 años de prisión e inhabilitación absoluta perpetua . Se lo absolvió de los hechos denunciados por los ex detenidos políticos Aníbal Ponti, Eugenio Silva y Hugo Barúa.
Asimismo, se condenó a César Casco como autor penalmente responsable de tormentos agravados por ser la víctima perseguido político en los hechos denunciados por Hugo Dedieu a once años de prisión e inhabilitación absoluta perpetua. Se lo absolvió de los hechos acusados en relación a Carlos Aranda.
Por otra parte se resolvió declarar que los hechos juzgados son delitos de lesa humanidad y se fijó la fecha del 16 de octubre a las 12 horas como la oportunidad en la que se presentarán por lectura los fundamentos del fallo. La etapa de juicio oral de la causa comenzó el 4 de julio de este año, habiendo declarado ex detenidos y detenidas por razones políticas y también un integrante del servicio penitenciario.


Cabe remarcar que el Tribunal interpretó como un agravante el tormento psíquico propinado por Mazzoni en los hechos denunciados por las ex detenidas Mirta Clara y Gregoria Pérez, tal y como fue solicitado en los alegatos de las querellas por Secretaría de Derechos Humanos de Provincia y de Nación.

EL 1° DE OCTUBRE
La sentencia llegó luego de una espera interminable pasadas las 20 de la noche. Originalmente se había informado que la audiencia comenzaría a las 10, pero lo hizo a las 11; cuando el presidente del tribunal Juan Manuel Iglesias cumplió con la formalidad de presentar a ambos imputados el derecho a decir unas palabras ante los jueces antes de que estos declaren terminado el debate y dieran inicio a la deliberación del fallo. El único que acepto el convite fue Casco, quien señaló su inocencia y pidió “justicia verdadera”. Luego Iglesias informó que a las 13 horas se comunicaría el veredicto o caso contrario él en persona se anunciaría una extensión en la deliberación del fallo. A las 13 Iglesias anunció que el tribunal continuaría deliberando hasta las 16.30 , cuando se anunció por mesa de entradas que la el fallo se anunciaría a las 18.30, plazo que se extendió hasta las 20.49.
De este modo 1° de Octubre, mes de luchas y resistencias populares, ingresa al calendario victorioso del Juicio y Castigo, junto con el 12 de diciembre de 2010 (causa Caballero I), luego el 16 de mayo de 2011 (Causa Masacre de Margarita Belén), seguido del 26 de abril de 2013 (Causa Tozzo, MMBII) ; y el 31 de mayo de 2018; (Caballero II) y el 25 de junio de 2019 (Causa Ligas Agrarias).

MIRTA Y GREGORIA
Sin bien las querellas habían pedido a 18 años de prisión para Mazzoni y 20 años para Casco y la fiscalía 16 años (Mazzoni ) y 19 (Casco). De todos modos, la salomónica decisión de los jueces Iglesias, Belforte y Spessot no deja de ser histórica en tanto se trata de la primera en su tipo con condenados civiles.
Mazzoni integró el dispositivo judicial (junto con los fallecidos Luis Córdoba, Rescka y Flores Leyes) de blanqueo de la represión del terrorismo de Estado. Casco por su parte es recordado por la “crueldad militante” con la que trató a los detenidos políticos que pasaron por la U7, donde era uno de los jefes penitenciarios. Fue uno de los encargados de “entregar” al Ejército a los presos que fueron sacados de ese penal para luego ser fusilados en la Masacre de Margarita Belén.
En lo que respecta los apremios ilegales se trata de sendas intimidaciones realizadas por Mazzoni cuando era secretario de Juzgado, ante detenidas políticas que le manifestaron haber sufrido torturas y ante lo cual este amenazó con un arma (en el caso de Gregoria Pérez). Mirta Clara padeció toda la batería de torturas y vejámenes destinadas a las presas políticas. En diciembre de 1975 declaró en el juzgado Federal ante Mazzoni, y le denunció los hechos así como exigió cuidados por su embarazo. La respuesta de Mazzoni fue categórica; alzó el teléfono exclamó; “¿Brigada, a la sra. Sala es necesario preguntarle algo más?”. Ante ese reconocimiento de parcialidad Sala optó por no declarar. 44 años después, las declaraciones de Mirta Clara realizadas en juicios de la democracia valieron el Juicio y Castigo a uno de los personeros del genocidio en la región como Roberto Mazzoni.

Dejanos tu comentario