Motochorros intentaron robar un auto, el conductor los atropelló y a uno le tuvieron que amputar la pierna

0
80

Fue en Tucumán. Los ladrones le habían arrojado una piedra para asaltarlo, pero la víctima los persiguió y los embistió.

Un conductor atropelló a una pareja de motochorros que había intentado robarle.

Una pareja de motochorros le intentó robar el auto a un hombre en San Miguel de Tucumán, pero el conductor se resistió y los persiguió hasta chocarlos. Por la gravedad del impacto, una joven resultó gravemente herida y sufrió la amputación de una pierna.

Según los investigadores policiales, el incidente se produjo este domingo en el pasaje Díaz Vélez. Los asaltantes se acercaron hasta un Peugeot 208 conducido por un hombre de 34 años. Para descolocarlo, le arrojaron una piedra contra el vidrio. Asustado, la víctima frenó.

En ese instante, uno de los ladrones se subió a su vehículo y lo apuntó con un arma de fuego para llevarse sus pertenencias. Pero el conductor se resistió y se desencadenó un fuerte forcejeo. A los pocos minutos, el delincuente se rindió y se fue corriendo hasta encontrarse con una joven, que lo estaba esperando en una moto.

Sin embargo, la secuencia no terminó allí. La víctima del robo los persiguió con su auto y los embistió. La chica que manejaba quedó tirada en medio de la calle. Mientras que su cómplice logró escapar.

“Fue una cosa de locos. Esta es una zona tan insegura como cualquier otra de la ciudad. Pero jamás nos imaginábamos que seríamos testigos de un hecho así. La gente está muy cansada de que le roben y por eso pasan este tipo de cosas. Es muy fuerte salir de tu casa y ver a una chica sin su pierna, a otro corriendo y al dueño del auto a los gritos preguntando por qué”, cuestionó Marcos, vecino del lugar, al diario La Gaceta.

Impactado por la situación, el conductor del Peugeot se quedó en esa esquina y esperó hasta que llegara la policía. Los oficiales lo detuvieron y lo trasladaron a la comisaría, para que fuera indagado por las autoridades.

La joven herida fue derivada de urgencia a un hospital cercano, donde los médicos intentaron salvarle ambas piernas. A pesar de sus esfuerzos, la intervención no fue exitosa y tuvieron que amputársela.

Por su parte, el cómplice que se había logrado escapar, fue detenido a las pocas cuadras por la policía. Más tarde, trascendió que la semana pasada había recuperado la libertad después de haber quedado detenido por una causa de violencia de género.

Dejanos tu comentario