Victoria Donda: “38 senadoras/es han desoído el grito de millones de mujeres”.

0
15
La diputada por Libres del Sur asegura: “A la ola verde no la van a poder frenar”.
Hace tres meses se ponía en discusión en la Cámara de Diputados, por pedido del Presidente Mauricio Macri, el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo elaborado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito que tengo el honor de encabezar con mi firma.
Durante dos meses escuchamos a las/os especialistas (científicas/os, médicas/os, abogadas/os, representantes de los distintos cleros, artistas) que estaban a favor y en contra del proyecto.
Luego vino el trabajo de elaboración de las modificaciones que se le hicieron al proyecto original de la Campaña. Se receptaron pedidos y propuestas de diferentes diputadas/os, como la objeción de conciencia para aquellas/os médicas/os que por cuestiones de ideario no puedan llevar adelante la práctica o la incorporación de un capítulo especial sobre educación sexual integral en las escuelas o la incorporación de consejerías para las mujeres al momento de tomar la decisión. Quienes apoyamos el proyecto hemos sido permeables a la incorporación de todas las modificaciones en pos de buscar el proyecto con mayor consenso.
En la sesión en la Cámara de Diputados del 13 de junio, se obtuvo la media sanción. Fue a las 9 de la mañana del día siguiente.
Se trató de una jornada movilizadora y emocionante por demás. Más de un millón de personas, en su mayoría mujeres, coparon las calles del Congreso de la Nación derrochando alegría y esperanza. Vimos miles de niñas de colegios secundario luchar por sus ideales, acompañadas de sus amigas, sus madres y hasta sus abuelas. Todas cruzadas por una historia en común: habían abortado, conocían a otra mujer que había abortado, acompañaron a alguna mujer a abortar. Pero claro, todas con la suerte de haber sobrevivido a un aborto clandestino.
Una vez en el Senado, nuevamente tuvimos un periodo para escuchar “expertos” y nuestros oídos tuvieron que soportar declaraciones como la del Dr. Albino, quien afirmó que no hay que usar preservativos porque no sirven para nada, o la de la senadora Elías Pérez, para la cual el síndrome de down es una enfermedad.
El 1 de agosto se realizó el plenario de comisiones en el Senado y quienes estamos a favor de la legalización nuevamente acordamos cambios al proyecto para incorporar las miradas de las senadoras/es que solicitaban ciertas modificaciones. Ese dictamen obtuvo la mayoría de las firmas de la comisión.
Quienes están en contra del proyecto no presentaron nada, ni modificaciones, ni dictamen propio. Nada. Sólo intentaron valerse de una chicana reglamentaria para evitar el dictamen que obtuvimos quienes estamos dispuestas al diálogo y al consenso.
El 8 de agosto fue la fecha estipulada para el tratamiento de la media sanción en la Cámara de Senadores. Nuevamente millones de mujeres coparon las calles. Fuimos millones reclamando el voto de 72 personas que podían hacer historia y torcer la realidad del aborto clandestino en nuestro país. Los ojos del mundo se posaron sobre ellos, como lo demostraron los diferentes medios de comunicación.
38 senadoras/es han desoído el grito de millones de mujeres que clamaban libertad y las han condenado a la clandestinidad del aborto que se cobró la vida hace nada menos que tres días de una hermana santiagueña. Esas/os 38 senadores votaron por la clandestinidad, por la muerte, por el retroceso, por el medioevo. Pero no podrán acallar el grito de las millones de pibas que no van a parar hasta conquistar la igualdad de derechos entre varones y mujeres. Nosotras ya ganamos, la ola verde no la van a poder frenar. Más temprano que tarde conquistaremos la libertad sobre nuestros cuerpos y el aborto será legal.
Por Victoria Donda. Diputada nacional. Libres del Sur.

Dejanos tu comentario