CUANDO UNO VIAJA…por la Dra Natalia Langer

0
411

Cuando uno emprende un viaje, puede ver las diferentes formas de vida, costumbres, pensamientos. En este caso voy a contar sobre una experiencia personal, al irme de vacaciones en enero pude darme cuenta de que cada vez son más las personas que toman a los animales como fruto de la diversión personal y para otros pasan a ser un beneficio económico.
En mi caso hago un mea culpa, porque cuando aun no sabia de los perjuicios que le causaban a los animales, nade con delfines, fui a parques acuáticos, me saque fotos con una estrella de mar, pero cuando empecé a interiorizarme sobre los cuidados y los problemas del ambiente, deje de hacer cosas que no estaban bien, de ir a lugares donde se paga por ver o hacer cosas con animales, porque comprendí que si no hay consumo dejaran de realizar estas prácticas.
En esta ocasión me toco ver a dos hombres que paseaban por la extensa playa bajo el rayo del sol, con un mono, dos guacamayos y una iguana, y le ofrecían a los turistas sacarse fotos con dichos animales, a cambio de algunos dólares, todos los días uno los veía llegar alrededor de las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde yendo y viendo con esos animales.
Pero no solo era eso, también había personas que pedían que el mono les de un beso, que los pongan sobre las reposeras para ver que hacía, diversión y entretenimiento a cargo de estos animales.
En una ocasión se acercan a ofrecerme para sacarme una foto y no solo les dije que “NO”, sino también les explique mi motivo y la respuesta fue, “son solo animales, están para eso”, fue tal mi indignación y rabia al escuchar esa contestación. Pero la historia no termina ahí, a los días regresa esa misma persona con el mono y los guacamayos a cuestas y al lado mío había un grupo de mujeres de entre unos 50 a 55 años, divertidas, charlando, se les acerca este hombre y ellas empezaron a jugar con los animales, les pedían que le hagan cosas, se sacaban fotos de mil formas distintas, y no pude de nuevo con genio, me acerque a hablarles, de manera respetuosa, les dije que esos eran animales que pertenecían a la fauna silvestre y debían estar en su habitad y no haciendo divertir a los turistas, obviamente la contestación no fue de las mejores, lo primero que contestaron fue el “NO TE METAS”, lo segundo nuevamente fue “SON SOLO ANIMALES” y algunas contestaciones similares .
Con ello pude entender porque el planeta esta como esta, porque hay tantos animales silvestres en peligro de extinción y porque no podemos tomar conciencia de que los animales también son sujetos de derecho.
Yo sigo intentando dónde puedo hacer escuela, explicar y concientizar, entiendo que yo alguna vez hice lo mismo, pero cuanto comprendí que el medio ambiente y en este caso los animales tienen derechos y sentimientos, deje de cometer los mismos errores y deje de consumir esa clase de actividades. Espero vos también puedas entenderlo y te unas a la causa que sin consumo no hay actividad lucrativa con animales.

Dejanos tu comentario