Daniel Capitanich y el motivo del fracaso electoral de Peppo: «su equipo no estuvo a la altura de las circunstancias»

0
83

El ex vicegobernador realizó por Provincia ATR un balance de los 4 años que acompañó a Domingo Peppo al frente del ejecutivo chaqueño: «He tenido un respeto marcado por Peppo, respetando la institucionalidad, más allá que en muchas oportunidades no coincidí en muchas cuestiones de su gestión».

Consultado si no pecó de un «exceso de respeto» en varios aspectos del gobierno de Peppo consideró que «si se marcan varias diferencias en ese sentido se corre un riesgo de romper el marco institucional». Al respecto, subrayó que si tenía disidencias con el gobernador «se lo decía en la cara y no de manera pública».

Capitanich sostuvo que la política no se consolida faltando el respeto al orden institucional: «mi padre me enseñó el respeto y eso me llevaré hasta la tumba», dijo al remarcar que «no creo que hacer política pase por que que yo salga a tirar petardos por cualquier lado para que aumente la conflictividad y poder así captar algún voto».

A la hora de explicar porque Peppo no pudo ser reelecto, Capitanich analizó que el ex gobernador «creyó que tenía los votos suficientes», pero ante el primer resultado electoral «se dio cuenta que eso no existía, y allí tenía que haber reaccionado, pero reaccionó tarde».

Para Capitanich, Peppo contó con un equipo «que no estuvo a la altura de las circunstancias» que no le permitió al gobernador entender la realidad de lo que se vivió durante su mandato en la provincia.

Esa ausencia de «un equipo consolidado», sostuvo Capitanich, hizo cometer muchos errores al gobierno de Peppo que no le permitieron alcanzar «un esquema de conducción claro para defender los intereses de todos los chaqueños».

Por otra parte, sobre los primeros meses de la Presidencia de Alberto Fernández observó que «la cuestión del hambre es prioridad número uno para el Presidente». En ese orden valoró que «en el último mes se dio un crecimiento del 52 % en el consumo de alimentos».

De cara a su futuro político, Capitanich se presentó como un soldado que va «trabajar en el lugar que sea necesario, más allá de los cargos, para poner a la Argentina de píe». En ese plano no descartó ocupar alguna embajada: «Eso es algo que está en conversaciones con el Presidente, y estimamos que para el mes de marzo puede haber alguna definición al respecto», concluyó.

Dejanos tu comentario