El fiscal Sabadini detalla la presentación contra el Sindicato de Trabajadores Municipales

0
37

El fiscal federal brindó detalles sobre la presentación en la que piden imputar a la plana mayor del STM por supuesta «intimidación pública y violación de las medidas sanitarias adoptadas para impedir el contagio de COVID-19». El juez Enrique Bosch analizará el pedido.

El conflicto entre el Municipio de Resistencia y el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) llegó a los estrados judiciales en medio de la emergencia sanitaria. Es que a partir  de una presentación conjunta, los fiscales federales Patricio Sabadini y Federico Carniel imputaron al secretario general del STM, Jacinto Sampayo; al secretario adjunto, Darío Sardi; y al vocero del gremio Facundo Sampayo, por supuestas «amenazas, intimidación pública y violación de las medidas adoptadas para impedir la propagación de la pandemia de COVID-19», considerando que se trata de “un atentado contra la salud pública”.

Dicha acción se llevó adelante en virtud de una denuncia presentada por el intendente Gustavo Martínez en la que plantea «una situación coactiva» por medio de una medida de fuerza, aduciendo también «actitudes amenazantes de Jacinto Sampayo a los trabajadores municipales» que fueron difundidas en distintas redes sociales.

En comunicación con Radio Provincia, Sabadini explicó que, independientemente de la cuestión gremial que no es competencia de la Justicia Federal, el cese de las actividades municipales que no permite la recolección de residuos convencionales y no convencionales, así como impide la implementación  del servicio de higiene de la ciudad, pone en peligro a la población. “Estas son actividades esenciales que se tienen que realizar sí o sí en esta situación de emergencia y de peligro para la salud”, aseguró el fiscal.

 

«Podrían ser citados a indagatoria»

Es por eso que en su presentación, también se solicitaron medidas al juez subrogante Enrique Bosch, por lo cual las personas denunciadas podrían ser citadas a prestar declaración indagatoria. “Más teniendo en cuenta esta situación que tomamos conocimiento hoy, de que actualmente el sindicato estaría acéfalo, con un secretario general jubilado y una situación de coacción que no hace más que poner en peligro a toda la población de Resistencia en medio de esta emergencia sanitaria”, agregó Sabadini.

Sobre Jacinto Sampayo ya pesa un pedido de detención por la causa “Lavado II”, que ya fue tramitada por la Justicia Federal, también por intimación y coacción de testigos cuando se buscaba que no brinden su testimonio de manera correcta. En ese momento la jueza Zunilda Niremperger rechazó este pedido del fiscal, que fue derivada a la Cámara Federal de Apelaciones que ordenó la detención.

Tras los planteos de Sampayo por supuesta «animosidad por parte del fiscal federal», Sabadini aseguró que cumple estrictamente con su rol de funcionario judicial que ante la sospecha de una comisión de delito tiene el deber de investigar. “Si tengo que verificar animosidad con cada persona que investigo, tendría de enemigos a media ciudad. Yo la verdad que al señor Sampayo no lo conozco, así que no puedo hablar ni bien ni mal”, concluyó.

Dejanos tu comentario