EL LAWFARE, LA JUDICIALIZACIÓN DE LA POLÍTICA LATINOAMERICANA por el Profesor Santiago Teves

0
181

El término “lawfare” describe un método de guerra no convencional en el que las leyes son usadas como un medio para perseguir, inhabilitar y encarcelar opositores. El abusivo proceso judicial dirigido contra líderes políticos populares latinoamericanos pone de manifiesto el objetivo primario de esta corporación compuesta por jueces , fiscales ,periodistas , políticos y organismos internacionales; los casos más emblemáticas son; Cristina Kirchner, Luiz Inácio Lula da Silva, Evo Morales , Dilma Rousseff, Rafael Correa, entre otros.

 

Esta guerra librada sin cuartel militar, es inédita en la historia política y democrática de América latina, donde la demonización de la imagen pública y la inhabilitación para ejercer cargos públicos, pareciera ser el principal mecanismo de persecución.

Por otra parte, la operación mediática liderada por medios de comunicación concentrados; y tutelada por jueces y fiscales, muestran la perversidad del sistema, desnudando al poder real; y a sus flagrantes intenciones inmorales, ejecutadas por periodistas de guerra con dudosa objetividad, con respecto a la información que se brinda a la opinión publica.

La convivencia entre el poder económico, político, judicial y mediático desestima los hechos objetivos de la realidad, arremetiendo directamente contra las instituciones de la República, y los intereses de los pueblos. Además, el lawfare se organizó para amedrentar opositores y enmascarar maniobras fraudulentas de gobiernos antipopulares; como sucedió en Brasil, Argentina, Ecuador y Bolivia. Ahora bien, es necesario que los pueblos libres de América del sur, y sus respectivos gobiernos garanticen la batalla cultural y construyan una contra-hegemonía ideológica, para vencer las conspiraciones de desestabilización orquestadas e impuestas arbitrariamente por grupos poderosos que únicamente defienden sus intereses.

Las democracias latinoamericanas necesitan de profundas reformas institucionales, establecidas a partir de acuerdos y consensos básicos entre oficialistas y opositores. Por esta razón, es necesario documentar el Lawfare, ya que este mecanismo incide directamente en la vida de un pueblo, limitando el poder del estado y de los representantes elegidos democráticamente.

En efecto, el hostigamiento causado por el embate judicial hacia un sector específico de la dirigencia política latinoamericana no solo afecta los procesos judiciales, sino que tiene como fin último deslegitimar todo proceso de institucionalidad e imponer una realidad paralela, deshonesta y mentirosa.

En síntesis, el lawfare se utiliza para erosionar las ideas, para atacar las instituciones y criminalizar las acciones políticas tradicionales, simplificando culturalmente a las comunidades con hechos subjetivos, con el objeto de invisibilizar los verdaderos actos de corrupción.