El movimiento feminista, un fallo en contra y el ejercicio de nuestros derechos Por Tere Cubells (*)

0
18

 

Mucho se ha dicho y bastante se ha hecho luego de la aberrante presentación judicial para que no se cumpla con la Ley 27610  -de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo, IVE- en el Chaco buscando detener en un tribunal lo que el sistema democrático por amplia, contundente  y plural mayoría otorgó en el Congreso de la Nación.

El movimiento feminista, integrado hoy por mujeres, diversidades y ampliado por nuevas masculinidades, lleva una tradición de lucha en el mundo y en nuestro país que nos enorgullece. Las conquistas de derechos nos han llevado décadas -cuando no siglos- de trabajo, diseños jurídicos, debates y –especialmente- luchas y movilizaciones callejeras.

La lucha pacífica nos condujo a muchas derrotas, pero también a reconocimientos sociales y legales. Hoy no nos podrán amedrentar ni provocar algunas publicaciones en medios o en redes sociales mintiendo sobre las características de nuestros procesos de lucha y convocando a sectores violentos a atacarnos. Ninguna campaña de desinformación acusándonos de violentas nos pondrá a la defensiva, cuando en la historia las violentadas hemos sido las mujeres, la diversidad y las personas gestantes. Y los responsables de esas falsas publicaciones deberán responder personalmente si se originan hechos de violencia en el marco de nuestras expresiones democráticas.

No desconocemos el poder del patriarcado, del machismo y de algunas ideas religiosas, que pretenden ubicar a la ampliación de derechos ya  reconocidos y respetados socialmente, como contrarios a la Constitución y situarnos en el lugar de violentas. La disputa de ideas continúa y las instituciones seguramente tendrán las crisis que sean necesarias para que caigan las creencias e ideologías que permitieron una sociedad donde tengamos una importancia subordinada, donde todo nos tenga que costar varias veces más esfuerzo y trabajo.

Por eso, hoy no nos rendimos ante un fallo judicial. Nuestra lucha continúa y, como siempre, será pacífica y en el campo de las ideas.

 

(*) Feminista, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, diputada provincial del Frente Grande en el Frente Chaqueño.

Dejanos tu comentario