FUERTE ESPERANZA : EL GOBIERNO INAUGURÓ UNA PLAZA Y DESAGÜES PLUVIALES

0
10

En 15 días se licitarán más viviendas, en julio también se ampliarán las conexiones domiciliarias de agua potable como parte del segundo tramo del acueducto de El Impenetrable y se prevé la ampliación del hospital y del polideportivo. “Fuerte Esperanza mira con optimismo su futuro próximo”, dijo el gobernador.

 

 

En Fuerte Esperanza, el gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, junto a la presidenta del Concejo Municipal, Estela Enrique, habilitaron este miércoles una plaza en el barrio 120 Viviendas y supervisaron el funcionamiento de 450 metros de nuevos desagües pluviales.

 

Las obras demandaron una inversión cercana a los 20 millones de pesos financiados por el Ministerio de Infraestructura de la provincia. “Estas inversiones forman parte de la legítima reivindicación histórica que se está llevando adelante para las comunidades rurales”, valoró el mandatario.

 

“Aquí en Fuerte Esperanza estamos trabajando para la cesión del terreno correspondiente para la construcción de 20 viviendas que vamos a estar licitando en unos 15 días”, anticipó Capitanich tras visitar el hospital y el complejo polideportivo, que también serán refaccionados y ampliados.

 

El 5 de marzo pasado se licitó además la segunda etapa del acueducto de El Impenetrable que irá desde Misión Nueva Pompeya hasta Fuerte Esperanza: 49 kilómetros que serán íntegramente abastecidos por la planta potabilizadora que quedó inaugurada el 29 de abril con la visita del presidente Alberto Fernández. Demanda una inversión de 24 millones de dólares que será financiada por el Banco Mundial y tendrá un plazo estimado de ejecución de 24 meses.

 

Se trata de un acueducto de 450 mm de diámetro que contará con un centro de distribución en Fuerte Esperanza más sus respectivas ramificaciones y conexiones domiciliarias. Además, se sumarán otras 250 cisternas -ya hay 750- y los 1.000 techos que faltaban para finalizar los sistemas de acopio y tratamiento de agua de lluvia destinados a unas mil comunidades rurales dispersas.

 

“Fuerte Esperanza mira con optimismo su futuro próximo pues estamos iniciando el proceso de extensión de las redes domiciliarias a partir de julio, lo que causará un fuerte impacto, como así también lo hará en familias rurales de Wichí para el sistema de cosecha de agua y cisternas de aproximadamente 14 a 16 mil litros”, precisó el mandatario.

 

Y en paralelo avanza la pavimentación de los 31 kilómetros de la ruta 9, en el tramo Miraflores-Las Hacheras, que incluye un camino de acceso al Parque Nacional la Fidelidad, acercando distancias con Nueva Pompeya, además de ser de vital importancia para el desarrollo de una importante zona productiva y sus comunidades. La Ruta 9 es el primer trayecto del proyecto de rutas de El Impenetrable, que tiene el propósito de vincular con pavimento las localidades de Nueva Pompeya, Fuerte Esperanza y El Sauzalito.

 

Dejanos tu comentario