¿QUÉ PASA CUANDO AL SER HUMANO LE MOLESTA LA NATURALEZA? Por la Dra Natalia Langer

0
204

 

En estos días lamentablemente he leído algunas noticias referentes a lo que esta sucediendo en diferentes barrios, principalmente barrios cerrados o country, de Argentina sobre el actuar de algunas personas.

El ruido de la ciudad, el smog, el tránsito, ya no es un lugar adecuado para vivir tranquilos y poder disfrutar de la naturaleza, el silencio, la tranquilidad, incluso hasta por una cuestión de seguridad, terminan eligiendo irse a vivir a barrios mas alejados de las urbes.
Estos barrios donde antes eran solo tierra habitada por animales, hoy las empiezan a lotear, cercar, construir y es así donde principalmente la fauna pierde su habitad, pierde “su casa” para tener “nuestra casa”.
Cuando las parejas o las familias se mudan todo es lindo, les gusta el aire limpio, el poco ruido, disfrutar de la naturaleza, pero con el correr de los días a algunas personas les empieza a molestar ese contacto directo con el zorro que pasa por el patio, con el tero que tiene su nido cerca de su casa, con el pájaro que viene a cantar a la ventana y es justo ahí cuando nos creemos dueños del lugar y lo empezamos a dañar.

En estos días salieron varias noticias similares pero la más relevante, fue lo ocurrido en el country Abril en Buenos Aires donde “sacaron” de su hábitat a varios animales y los llevaron a la reserva natural que se encuentra junto al barrio, pero los animales intentan regresar a diario. “Esto están haciendo en el country Abril sacan a los bebés carpinchos porque a un par de pelotudos les molestan y hoy les toco a los gansos! Miren cómo quedan pobrecitos del otro lado del alambrado esperando volver a entrar.”
Esto es solo por nombrar un ejemplo, pero además nos encontramos con otros problemas reales y concretos como por ejemplo los niños con gomeras tirando a los pájaros que habitan el lugar, alguno de ellos son especies en peligro de extinción, pasa también que juegan a desarmar los nidos de los teros, animal sumamente protector de su área y sus creías, y si un niño es lastimado siempre la “culpa” es del animal y no de quien fue a su lugar a molestarlo.
Lo que quiero dejar claro que es cuando al “hombre” le molesta la naturaleza empieza a dañarla y lo que no tiene en cuenta que la misma posee protección legal, que tiene el DERECHO A SER RESPETADA, al igual que los animales que al ser sujetos de derechos tenemos la obligación de no dañarlos ni molestarlos.


Hay muchas de las especies que conviven en estos barrios que ya se “acostumbraron” a la presencia del hombre en SU LUGAR, y que solo se debería buscar un nuevo habitad cuando la vida de ellos (la fauna) se encuentre amenazada, buscando así la protección de su vida e integridad, pero de ninguna manera se debe autorizar su relocalización por el solo hecho que a un numero de, hasta me cuesta llamarlos “personas” les molesta su presencia en el lugar.
Como abogada si tuviese que defender a alguien seria a los animales, ellos tienen un derecho adquirido porque nacieron y se criaron en el lugar y a quienes les pediría que se retiren seria a estos “nuevos integrantes” de la raza humano que llegaron con sus ínfulas de ser superior a romper con la tranquilidad y el habitad del lugar.

Dejanos tu comentario